Los cambios de humor e irritabilidad en la menopausia

Puedes notar síntomas de melancolía, tristeza o depresión
 
     
  Las alteraciones hormonales que caracterizan la menopausia son la causa principal de los cambios de humor y la irritabilidad que sienten las mujeres en esta etapa. El descenso de estrógenos explica estos molestos síntomas, explica el doctor Pluvio Coronado, ginecólogo del Hospital Clínico San Carlos y miembro de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). Los estrógenos tienen receptores en el cerebro y mejoran el ánimo.  
     
     
     
Los cambios de humor e irritabilidad en la menopausia  

Alteraciones del estado de ánimo

Cuando los niveles de estas hormonas bajan, como ocurre en la menopausia, hay cambios en el humor y en el ánimo. Esto provoca que durante esta etapa la mujer sufra alteraciones de su estado psicológico, con cierta irritabilidad, cambios de humor repentinos, emociones incontroladas, llanto fácil, melancolía. Muchas mujeres no saben explicar bien lo que les ocurre. “Estoy tonta”, dicen algunas
     

Se agudiza la depresión

Otras hablan de depresión. Sin embargo, no se puede decir que el descenso hormonal provoque depresión. Si ésta aparece, es porque ya estaba latente. Se trata más bien de un estado de melancolía, similar al que aparece durante el síndrome premenstrual, pero más intenso y permanente, describe el doctor Coronado. Además, la mujer puede sentirse en esta etapa más vulnerable y esta sensación puede acentuar esas alteraciones de ánimo.

Bajo estado de ánimo

Este estado bajo de ánimo se intensifica porque muchas veces la menopausia se asocia al envejecimiento. También puede coincidir con otros cambios en la vida laboral o en la esfera familiar, que la mujer puede sufrir especialmente, como el hecho de que los hijos se van de casa, en lo que se conoce como el síndrome del nido vacío, que intensifica la sensación de soledad.

Otros síntomas ligados a la menopausia pueden también aumentar esas alteraciones anímicas, como un descenso en el deseo sexual, que lleva a evitar las relaciones sexuales y puede incluso provocar algún problema con la pareja.
 
     

Hábitos saludables en la menopausia

El aumento progresivo de la esperanza de vida hace que cada vez sea mayor el tiempo que una mujer puede vivir después de la menopausia.

Por ello, es importante cuidarse y continuar disfrutando de una buena calidad de vida. Un estilo de vida saludable, con una dieta adecuada, practicando ejercicio de manera regular, potenciando las relaciones sociales y la comunicación con la pareja, ayuda mucho.

También es recomendable acudir al especialista para tener una información completa y fiable, resolver dudas y así asimilar estas alteraciones como un proceso fisiológico normal.

El objetivo es ayudar a fortalecer la autoestima y la seguridad de la mujer para superar los síntomas y vivir con plenitud su nuevo estado.
  Hábitos saludables en la menopausia