Consejos: cómo lidiar con la irritabilidad en la menopausia

Nutrición, ejercicio y complementos alimenticios
 
Una buena recomendación para sentirse bien en la menopausia pasa por seguir una dieta saludable, complementos alimenticios, hacer ejercicio y llevar, en general, una vida sana. “El mejor consejo es darse cuenta de que se está mal y querer mejorar. Hay que buscar estar mejor”, explica el doctor Pluvio Coronado. Los tratamientos “a veces están más a mano de lo que pensamos, aunque nos empeñamos en buscar otros más complicados”, indica el ginecólogo. A continuación detallamos algunos consejos prácticos.
 

Qué hacer para controlar la irritabilidad

Alimentos que ayudan

Dieta rica en serotoninérgicos, con alimentos que contengan triptófano, un aminoácido esencial a partir del que se sintetiza la serotonina, un neurotransmisor que produce bienestar y relajación y tiene un efecto similar al de los antidepresivos. Entre ellos se encuentran las carnes magras (pollo y pavo), los cereales integrales (pan, arroz, pasta), las legumbres, los berros, el salmón, la piña, el plátano, la alcachofa, los lácteos, el atún, algunos frutos secos como nueces y almendras y el chocolate, cuanto más negro, mejor.

El truco del vaso de leche antes de dormir ayuda a relajarse y a combatir el insomnio.

Combate el sedentarismo

  lidiar con la irritabilidad en la menopasia
Practicar ejercicio moderado de forma regular contribuye a mejorar el ánimo, aumenta la autoestima, ayuda a controlar el peso, libera endorfinas y sienta bien tanto física como mentalmente.

Complementos útiles

Tomar complementos alimenticios con isoflavonas, melatonina o hierbas relajantes (hipérico, salvia, flores de bach…) puede ayudar a mejorar las alteraciones emocionales.

Sol y aire libre

El contacto con el sol es una buena ayuda para subir el ánimo. Los días soleados mejoran el desasosiego, por eso es bueno dar paseos al aire libre.

Apoyo social

Potenciar las relaciones sociales y familiares, buscando apoyo en amigos y familiares, aumentando la vida social, proporciona momentos gratificantes y eleva el ánimo. La relación con el entorno juega en esta etapa un papel importante. Son muy recomendables las reuniones, las tertulias y las actividades fuera de casa.

Busca ayuda

Un especialista debe intervenir cuando la depresión llegue a un punto en que la mujer se sienta realmente mal y no la pueda manejar. El médico podrá valorar si es necesario un tratamiento farmacológico.

Comunicación

Hablar con la pareja, informarle de lo que nos pasa. Deben arreglarse los problemas con la pareja, si los hay, para evitar que se sumen a otras dificultades. Muchas veces se desconocen los cambios que provoca la menopausia en la mujer y esa falta de información puede pasar factura. Si la mujer habla con su pareja y le explica lo que le pasa, será más fácil que ambos lleven mejor esta etapa.

Sexo

Mantener relaciones sexuales es muy recomendable, ya que no sólo mejoran el ánimo, sino también la autoestima, el sueño, la depresión, la relación de pareja y otros síntomas de la menopausia, como la atrofia vaginal.