Dieta mediterránea y nuevos fármacos contra la osteoporosis

Alimentación sana y aporte de calcio suficiente
 
     
  La dieta mediterránea puede reducir el riesgo de fracturas óseas que afectan a un tercio de las mujeres y a una quinta parte de los hombres en España, según las conclusiones del XIV Congreso Nacional de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). Sin embargo, desde la asociación se advierte que muchas españolas de mediana edad se están alejando de esta dieta hacia otras menos saludables y más desequilibradas. Así lo constata la Universidad de Granada en una reciente investigación. El resultado de ello es un aumento en el riesgo de padecer osteoporosis, sobrepeso y enfermedades cardiovasculares.  
     
     
     
Dieta mediterránea y nuevos fármacos contra la osteoporosis  

Alimentación y salud ósea

Numerosos estudios han confirmado los beneficios para la salud de la dieta mediterránea y ahora dos nuevos informes apoyan los efectos positivos que tiene sobre los huesos. Un estudio publicado en la revista ‘JAMA Internal Medicine’ demuestra que la dieta mediterránea está asociada a menor riesgo de fracturas de cadera. Otra investigación italiana publicada en ‘Translational Medicine’ ha comprobado que seguir esta dieta proporciona mayor densidad ósea.

La alimentación ayuda, pero la AEEM sostiene que cuando la osteoporosis aparece, la dieta por sí sola no frena la enfermedad. Algo más de dos millones de mujeres españolas sufren osteoporosis, pero sólo una de cada cinco se trata de manera adecuada.

Una alimentación equilibrada, así como el aporte de calcio suficiente, son recomendables, pero además deben acompañarse de un tratamiento médico continuado, algo que sólo sigue una quinta parte de las mujeres que lo necesitan, advierten desde el Hospital del Mar en Barcelona.
     

Osteoporosis, la enfermedad que “no duele”

Los especialistas creen que una de las causas que hace que las mujeres no sigan el tratamiento adecuado es que la osteoporosis es una enfermedad que no duele, que no da síntomas hasta que está avanzada. Por ello, proponen considerar el tratamiento como el de otras enfermedades crónicas, como la hipercolesterolemia o la hipertensión.

Existen nuevos fármacos contra la osteoporosis que podrían hacer más simple y llevadero el tratamiento, lo que favorecería que más mujeres lo siguieran y se beneficiaran de él. La administración de estos nuevos medicamentos es muy simple, ya que consiste en una única inyección subcutánea cada seis meses que pueden administrarse los propios pacientes.
     

Nuevos tratamientos más simples y efectivos

En el Congreso de la AEEM se expusieron los datos preliminares de dos fármacos contra la osteoporosis que se encuentran en fase final de investigación. Uno de ellos es un inhibidor de la catepsina K que sería el primer tratamiento oral que no suprime la formación del hueso en el osteoblasto (células fundamentales del tejido óseo).

Otro de los fármacos que se investiga y que podría estar aprobado este año por la FDA (organismo encargado de la autorización de medicamentos en EEUU) es un inhibidor de la esclerostina, una sustancia que produce el osteocito, lo que estimularía la acción del osteoblasto, lo que no se ha conseguido con los tratamientos actuales. Sus resultados hasta ahora permiten reducir a la mitad las fracturas de cadera. .
  Osteoporosis: tratamientos más simples y efectivos