Fumar puede adelantar la menopausia

Empeora síntomas como sequedad vaginal y atrofia genital
 

El tabaco empeora los trastornos propios de la menopausia y puede llegar a adelantarla entre cuatro y cinco años. A los riesgos respiratorios, coronarios y circulatorios que provoca fumar en cualquier persona se añade para las mujeres fumadoras la posibilidad de una menopausia precoz a consecuencia del tabaco. A ello puede unirse una mayor posibilidad también de padecer osteoporosis.

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) advierte de que fumar motiva la disminución de estrógenos y también provoca atrofia genital. Entre los muchos efectos dañinos que produce el tabaco, hay varios que afectan de manera específica a la mujer. Sólo el hecho de que fumar aumente el riesgo de padecer menopausia precoz dispara también la posibilidad de padecer osteoporosis, entre otras complicaciones, explican desde la AEEM.

Efectos dañinos sobre la salud de la mujer

El hábito del tabaco provoca arterioesclerosis, que conlleva una disminución del flujo sanguíneo y para la mujer esto supone efectos como la sequedad vaginal y la atrofia genital, explican los especialistas.

Además, varios estudios estadísticos epidemiológicos demuestran que las mujeres fumadoras tienen 2,5 veces más posibilidades de padecer cáncer de cuello de útero.

  Fumar puede adelantar la menopausia
 

Efectos dañinos sobre la salud de la mujer

La mayoría de las mujeres que sufren cáncer de cérvix nunca se ha hecho una citología, un dato que los ginecólogos consideran alarmante y que permitiría hacer un cribado poblacional para prevenir el cáncer de mama, ya que esta prueba se considera el “patrón de oro” en la detección de esta enfermedad.

El cambio en los hábitos sexuales de las españolas de los últimos años ha favorecido la expansión de este tipo de cáncer, ya que al adelantarse la edad de las primeras relaciones sexuales el número de compañeros sexuales a lo largo de su vida ha aumentado.

Teniendo en cuenta que es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en la mujer y que el tratamiento de cáncer de cuello de útero puede acarrear no sólo radioterapia y quimioterapia, sino también la extirpación del útero, parece conveniente actuar para prevenir y detectar su aparición a tiempo, subrayan desde la AEMM.