La menopausia afecta a más de 8 millones de mujeres en España

18 de octubre, Día Mundial de la Menopausia
 
     
 

El Día Mundial de la Menopausia se celebra cada 18 de octubre y sirve para hacer visibles más de 8 millones de mujeres españolas, inmersas en plena etapa de cambio. Los expertos afirman que la prevención es la clave. Por eso, la primera recomendación para la mujer con síntomas de menopausia es acudir a su ginecólogo.

 
     
     
menopausia afecta a más de 8 millones de mujeres  

La menopausia es una etapa más de la vida, no una enfermedad ni una disfunción de las mujeres que rondan la cincuentena. Aun así, el 40% de las féminas que están en plena menopausia y dicen sentir “rechazo social” al atravesar este periodo, según un estudio reciente.

La edad media del comienzo de la menopausia en España es de 51,4 años; no obstante, puede suceder entre los 48 y los 54 años, incluso antes. Si sucede antes de los 45 años, hablamos de menopausia precoz. Antes de que la menstruación desaparezca por completo, la mujer puede pasar entre dos y cinco años con ciertos síntomas: es la perimenopausia, los años que preceden a la retirada total del periodo.

El cuerpo cambia, también las emociones, incluso el sueño o la temperatura corporal interna -en forma de sofocos- pero estas mujeres son esencialmente las mismas que en su etapa fértil.

 

Sus familias y parejas deben ser conscientes de que necesitan apoyo para sobrellevar esta transformación, que no debe verse necesariamente como algo negativo... Además, otra investigación mantiene que la curva de la felicidad sube progresivamente a partir de los 50 años y hasta los 90, un dato muy interesante para las mujeres que llegan a esta edad.

     

¿Qué es lo que cambia en el cuerpo de la mujer?

En la menopausia los ovarios dejan de funcionar. Eso significa que el vaivén hormonal va a alterar el organismo de la mujer con menopausia en varios niveles. Los síntomas de la menopausia pueden mejorar con el tratamiento adecuado. La visita al ginecólogo es obligada en este periodo porque sus recomendaciones pueden ser clave para el bienestar de la mujer. El especialista realizará una buena historia clínica con todos los síntomas que mencione la paciente:
 
  • Sofocos. Son los cambios brucos de temperatura corporal, los temidos sofocos típicos de la menopausia. Los nocturnos son que más alteran a la mujer.
  • Descanso nocturno. Son mayores los problemas para dormir. El descanso puede sufrir trastornos por los citados sofocos nocturnos, que suelen ir acompañados de sudoración. Edredón fuera, ventana abierta, vaso de agua, abanico hasta en la cama, posibles molestias para la pareja…
  • Emociones a flor de piel. Puede traducirse en ansiedad, depresión, cambios bruscos de humor… Verse inmersa en tantos cambios puede producir una sensación extraña en la mujer menopáusica.
  • Sequedad vaginal. El cambio hormonal hace que las paredes vaginales adelgacen y se produzca una menor lubricación natural de la zona vulvovaginal. La mujer puede notar sequedad vaginal en esta etapa de cambio.
  • Riesgo cardiovascular. Aumenta con la menopausia. Por eso es necesario revisar que todos los valores son correctos.
  • Osteoporosis. También la salud de los huesos puede empeorar debido a los cambios que produce la menopausia en el organismo de la mujer.
  • Incontinencia urinaria. La falta de musculatura en el suelo pélvico se acentúa en la menopausia, especialmente si la mujer ha tenido embarazos y partos en su etapa fértil. La rehabilitación del suelo pélvico mediante ejercicios es posible. Para ello lo mejor es consultar a un fisioterapeuta especialista y aprender a ejercitar bien la musculatura del suelo pélvico.
 

Menopausia: cómo lidiar con los cambios

Tantos cambios físicos necesitan un tiempo para que sean asimilados por las mujeres que los sufren. Por ello, la Asociación Española de Estudio de la Menopausia (AEEM) recomienda seguir unas pautas para mejorar la salud de las féminas con menopausia:
 
  • Abandonar el tabaco. Mejora la circulación, disminuye el riesgo de cáncer y hace que la piel y el aspecto de la mujer sean más saludables.
  • Menos alcohol. Los expertos en Nutrición consideran razonable una copa de a la hora de la comida.
  • Ejercicio regular. Andar o realizar algún deporte aeróbico como la natación, es muy recomendable para mantener el tono muscular.Dieta sana y peso adecuado. Es fundamental comer de forma equilibrada; una dieta saludable nos va a ayudar a mantenernos en el peso que necesitamos.
  • Vida social y cultural activa. Es básico para mantener la cabeza ordenada y ocupada en cosas interesantes. Así prevenimos patalogías como depresión, ansiedad…
  • Incontinencia urinaria. Puede empezar con las visitas muy frecuentes al baño, incluso de noche. A veces no da tiempo a llegar y la mujer sufre pérdidas de orina. Es importante consultar con el médico cuando esto ocurre.
  • Detección precoz del cáncer. Es recomendable realizar chequeos habituales.
  • Tratamientos. Consulte a su ginecólogo sobre los tratamientos que puede seguir para aliviar los sofocos y otros síntomas de la menopausia.
  • Cuide su salud. Si tiene riesgo de padecer enfermedades debido a antecedentes familiares, consulte a su médico qué puede hacer para prevenir dichas patologías.
  Menopausia: cómo lidiar con los cambios