La pérdida de peso en la menopausia reduce los sofocos

martes, 13/07/2010

ELMUNDO.es   En la menopausia, los sofocos son uno de los síntomas más incómodos y suelen ser más frecuentes en las mujeres obesas o con sobrepeso. Según indica un estudio, perder algunos kilos mediante un cambio en la alimentación y haciendo ejercicio se pueden reducir estos sofocos.

 

Con la finalización de las menstruaciones, se producen una serie de cambios en la fisiología de la mujer derivados del cese de producción de estrógenos y progesterona por parte de los ovarios. Este descenso hormonal es el causante de los síntomas típicos de la menopausia, como los sofocos, padecidos por la mitad de las mujeres.

 

Esta reacción vasomotora puede aparecer justo antes de la menopausia o después del cese completo de la menstruación, y se puede prolongar hasta cinco años. Se caracteriza por un incremento de la temperatura corporal y sudoración, y se asocia empeoramiento de la calidad de vida e insomnio.

 

Varios estudios indican que los sofocos aparecen con mayor frecuencia en las mujeres con sobrepeso u obesidad. Los investigadores apuntan a la mayor presencia de grasa periférica y visceral, y los hábitos de vida como algunas de las posibles causas, aunque es necesario ahondar en esta cuestión.

 

El estudio PRIDE, realizado por la Universidad de California en San Francisco (EEUU), inicialmente enfocado a la evaluación del efecto de la dieta y el ejercicio sobre la incontinencia urinaria, podría haber encontrado la manera de disminuir eficazmente los sofocos en mujeres con exceso de peso.

 

En el estudio participaron 338 mujeres con sobrepeso, de ellas, 226 fueron asignadas a un grupo con un programa de ejercicio para adelgazar entre el 7 y 9% de su peso inicial. Cada semana realizaban una sesión en grupo de una hora donde recibieron instrucciones para incrementar la actividad física y llevar una dieta baja en calorías. El resto de las mujeres fueron asignadas a un grupo que sólo recibió recomendaciones generales.

 

Tras seis meses, en las participantes que sufrían sofocos, el programa intensivo se asoció a mayor descenso de peso, de índice de masa corporal y de circunferencia abdominal, y se relacionaban de manera independiente a una mejora en los sofocos.

 

Estos resultados parecen indicar que, las mujeres obesas o con sobrepeso que padecen sofocos, podrían experimentar mejoría de los síntomas tras perder peso.

Comentarios:

Enviar un comentario:
  • Sintaxis HTML: Habilitado
 
 
         Opinión del experto
  Varios (4)
  Tratamientos (4)
  Enfermedades (9)
 
         Noticias Menopausia
  Síntomas (6)
  Hábitos de Vida (5)
  Tratamientos (5)