Menopausia Precoz

Tratamiento
 
Los síntomas que pueden derivar de la menopausia precoz entrañan peligro, por ello es necesario mejorar la calidad de vida de estas mujeres mediante tratamiento.
 
La desaparición temprana de la actividad ovárica implica que no se generen los estrógenos necesarios para que el organismo funcione correctamente, por lo que se deben restaurar los niveles hormonales, principalmente mediante terapia hormonal con estrógenos. Siendo utilizada la terapia hormonal sustitutiva (THS) o las píldoras anticonceptivas combinadas (estrógenos-progesterona).
 
La THS en mujeres menopáusicas a la edad habitual se realiza durante un periodo de 4 ó 5 años. En el caso de las mujeres con menopausia precoz, deben recibir esta terapia al menos hasta alcanzar la edad normal del climaterio. Llegadas a esta edad, la dosis se van reduciendo progresivamente y se someten a la pacientes a controles anuales que incluyen analítica general completa, control tensión arterial, control de peso, mamografía y ecografía para determinar el estado del endometrio.
 
Queda reflejado la necesidad de un seguimiento médico que ayude a evitar, a largo plazo, la aparición de enfermedades como la osteoporosis y afecciones cardiovasculares propias de la madurez femenina. Estas enfermedades suelen tener un mayor impacto en las jóvenes menopáusicas si no reciben un tratamiento adecuado, dado que la ausencia de estrógenos durante más años puede hacer estragos en los huesos, el corazón y los vasos sanguíneos.